La vez que intentaron matarme.

Ustedes saben que a mi me gusta cada tanto, o cuando lo veo necesario, compartirles un poco de mi vida ¿No? Pues hoy les vengo a contar algo que... creo necesito compartir. 

¿Por que ahora? Porque no creo que exista un momento mejor ¿Por que no antes? Porque todas las cosas tienen su momento y lugar. 

En mis post trato de ser lo mas sincera posible y de no contar cosas feas que me pasaron y si las cuento, trato de buscarle el lado bueno porque quizas eso desencadeno otra cosa que estaba destinada a pasar. 

Y aunque muchas veces toque este tema desde distintos puntos o maneras, hoy vengo a ser mucho mas directa que otras veces supongo, o al menos voy a intentarlo.

Hace algunas años creia que la escuela era todo, que ahi nos mostraban la verdad y que siempre coincidia con lo que debiamos pensar. Creia que los profesores eran aquellos que estaban destinados a ser los que nos cuenten las verdades del mundo, como si fueran los dueños de la verdad. Pero poco a poco a medida que fui recorriendo el camino de la secundaria, especialmente los primeros años, me di cuenta que no era asi. 

Gracias a la experiencia de convivir con profesores universitarios podia notar la gran diferencia entre los de secundaria y los recien nombrados. Por lo que en mi mente tenia fija la idea de que realmente yo iba a aprender sobre lo que quisiera y sobre la vida: en la universidad. 

Pero cuando llegue a mitad de la secundaria me di cuenta de algo, nosotros pasamos la vida aprendiendo... y a veces una sola vida no nos alcanza para aprender lo suficiente. 

En mi experiencia con los estudios pase por miles de ejemplos de maestros, del todo tipo que puedan imaginar: la que desquita sus problemas insultando a alumnos; la que dice tener buenas intenciones pero solo termina diciendote que no seras nada en la vida; el que realmente se preocupa por que mejores y te ayuda, etc.

Cuando llegue a mitad de secundaria, vivi uno de los años mas turbios de mi vida y de hecho, la escuela, o mejor dicho los profesores, causaron en mi tanto impacto de una manera tan negativa que en un mismo año no fui durante 4 dias seguidos a la escuela porque sentia miedo; durante los examenes tenia crisis nerviosas en las terminaba llorando porque olvidaba todo lo que habia estudiado durante horas y horas; y el punto maximo fue a fin de año cuando fui a urgencias porque no me podia mover a causa de fuertes, MUY FUERTES dolores de espalda que me impedian estar sentada, parada o acostada. Me tuvieron que inyectar dos veces calmantes para poder permanecer sentada al menos. 

Y fue en ese momento en que comprendi que no tenia que guiarme por las opiniones de los profesores, que no eran los dueños de la verdad. Una vez una profesora me dijo que aunque yo estaba en quinto año de secundaria (17 años) ni siquiera leia como una chica de segundo año (13 años). Todo porque le explique el analisis que yo hacia de un libro, pero que no coincidia con el analisis que ella hacia del libro. 

¿A que quiero ir con todo esto? Podria contarles miles de anecdotas de veces que he discutido o que tuve conflictos con maestros, porque yo aprendi que no ellos no tenian siempre la verdad, que tenian que respetar mi opinion, que si yo - alumno - debo respetar al docente-figura de autoridad, este deberia respetarme tambien a mi. 

Y muchas veces profesores me dijeron que yo no llegaria a nada en la vida, que no terminaria la secundaria y que cosas como los medios de comunicacion o cumplir mis sueños, eran cosas que jamas lograria. 

Pero yo nunca los escuche. Muchas veces las personas intentan matar tu creatividad, tus sueños o intentan destruir lo que te apasiona, pero lo importante es que nunca los escuches. Yo te doy el ejemplo que vivi con los profesores durante la secundaria, pero no son solo ellos los que van a intentar matarte. 

Una de mis peliculas favoritas es "En busca de la felicidad", si no la viste deberias verla, cuenta la historia de un hombre que pese a todo lo que los demas decian, logro cumplir sus sueños. Y tiene una escena en particular donde le habla a su hijo y le dice:

"No permitas que nadie te diga que eres incapaz de hacer algo, ni siquiera yo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo y punto. La gente que no logra conseguir sus sueños suele decirles a los demas que tampoco cumpliran los suyos." 

Esa pelicula la vi cuando era demasiado pequeña y me marco de por vida, por eso te digo: nunca escuches lo que digan los demas, especialmente cuando te dicen que no podes hacer algo. No dejes que maten tu creatividad o peor aun, que maten tus sueños. 

Yo los leo en los comentarios y los espero el próximo domingo
con un nuevo post! 

¡Besos a todos!
Evelyn.

You Might Also Like

4 meow[s]

  1. Wow!! Coincido con vos completamente. Creo que tenemos que empezar a cambiar un poco eso de "Lo que diga el profesor, es lo que esta bien" y tenemos que empezarnos a darnos cuenta de que la escuela no lo es todo! que si bien es muy importante, es solo un paso a algo mas grande!
    Hay profesores que pueden llegar a ser muy crueles, que a mi parecer no tendrían que ser profesores, un profesor tendría que ante todo darle seguridad al alumno. Tendría que dejarle dudar y aceptar la critica, porque de la duda y la critica salen cosas maravillosas. No sirve para nada tener un profesor que imponga su opinión!!!
    Es muy triste lo que pasaste, pero es muy positivo que te hayas dado cuenta de esos profesores no tenían ni idea! y que pese a todas las cosas negativas que te dijeron hayas seguido adelante!! es super valiente.
    Nos leemos y saludos!

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo Evelyn! los profes no tienen siempre la razón!
    Yo tuve la suerte de tener profesores que me inspiraron y apoyaron, así que no me quejo. Pero lamento tu experiencia, aunque eso te sirvió para tomar impulso para seguir tus sueños.
    Seguí adelante sin importar lo que digan! Una vez no mas se vive y tenemos que ser libres de hacer lo que queremos o al menos intentarlo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. me encanto me ha llegado nos vemos evelyn

    ResponderEliminar
  4. Sin duda es cierto, pasamos por muchos profesores distintos y tenemos que al final adaptarnos a cada uno de ellos y ver lo que ellos quieren para que nos vaya bien y somos personas y seres pensante, por lo que deberían alabar a los alumnos que les refutan y quieren buscar mas allá, de todos modos tuve varios buenos profesores que nos apoyaban bastante y que hasta el día de hoy están preocupados por lo que pasa en nuestras vidas, siendo que han pasado 8 años que ya salí del colegio

    Besitos y animo!

    ResponderEliminar

nunca dejes de sonreir y soñar.